• Vida saludable

    La leche se lleva medalla de
    oro entre las bebidas deportivas

La leche es como un equipo que siempre gana. Cuando piensas que ya no puede perfeccionar más su juego, es precisamente cuando sorprende a todos y lo hace. Ahora, justo a tiempo para los Juegos Olímpicos de Tokio, nuevos datos muestran que la leche es una excelente fuente de cuatro de sus nutrientes que mejoran más el rendimiento: potasio, zinc, selenio y yodo.

La leche real no ha cambiado su fórmula, simplemente porque no tiene una. Lo que ha cambiado, para mejor, es nuestra comprensión de qué tan bien estos cuatro nutrientes (junto con 4 vitaminas B, vitamina A, calcio, yodo y potasio) ayudan a mejorar la reparación e hidratación muscular, así como a la fuerza ósea y la salud inmunológica. Para aquellos que se fijan en el puntaje, la leche real proporciona 13 nutrientes a partir de solo tres ingredientes: leche y vitaminas A y D. La vitamina A mantiene el crecimiento sano de los tejidos, mientras que la vitamina D ayuda al cuerpo a utilizar minerales como el calcio y el fósforo. Como diría un futbolista, eso es como un gol de medio campo.

Esta es solo una parte de la historia de por qué la leche es la campeona indiscutible como la bebida deportiva original y más importante. En términos de ingredientes naturales, cuando la comparamos con las bebidas mejoradas químicamente, o coloreadas artificialmente y reforzadas con edulcorantes, esas que ocupan tanto espacio en los estantes y usan grandes sumas de dinero publicitario, no tiene comparación.  Cada vez más atletas de alto nivel están de acuerdo en que la leche cuenta con un equipo de primera cuando la comparan con las demás bebidas deportivas. De hecho, nueve de cada 10 atletas olímpicos de EE. UU. Dicen que crecieron bebiendo leche.

Décadas de investigación dejan en claro que sus padres sabían más al respecto. La ciencia ahora demuestra que beber leche para ayudar a la recuperación y rehidratación después del ejercicio es tan efectivo, o mejor, que beber bebidas deportivas. Los nutrientes de la leche (proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales y agua) son absorbidos y metabolizados rápidamente por el cuerpo para producir energía durante el juego y reponer las reservas de nutrientes después de cada silbato final. Eso es porque la leche es una gran fuente de carbohidratos. Como te dirá cualquier corredor que come pasta, los carbohidratos que se consumen dentro de los treinta minutos después del ejercicio se transportan a los músculos para su uso inmediato o se almacenan como glucógeno para la siguiente actividad.

Estas son solo algunas de las razones por las que tantos atletas eligen la leche real.  Una bebida que es una verdadera campeona.

Artículos

Deja-moo