• Nutrición

    La Leche Versus las Alternativas

Su pura delicia no es la única razón por la cual los humanos han disfrutado de la leche por miles de años. La leche real beneficia a nuestros cuerpos en formas que otras bebidas, incluyendo alternativas vegetales, no pueden. Para empezar, la leche contiene ocho veces más proteína que la leche de almendra o de arroz. No solo eso, mientras que las bebidas vegetales alternativas ofrecen cerca de 10 miligramos de calcio por vaso, la leche brinda 300 miligramos por vaso. Y es por eso que los fabricantes de alternativas vegetales a menudo añaden sales de calcio para aumentar el contenido de calcio. Esto podría igualar las cifras, pero nuestros cuerpos no absorben estos nutrientes de bebidas fortificadas de la misma manera que lo hacen cuando bebemos leche real, y no existe una norma federal para estos productos con respecto a qué nutrientes añaden o cuántos. Toda la leche láctea ofrece los mismos nueve nutrientes esenciales, incluyendo proteína de alta calidad, de modo que, a diferencia de las alternativas vegetales, uno siempre sabe lo que recibe cuando toma un vaso de leche real.

Decir que beber leche real es volver a los orígenes es una subestimación. La lista de ingredientes de la leche real es buena y breve: leche y vitaminas A y D. Si no está en la leche, entonces es porque la naturaleza no lo incluyó. Sin embargo, algunas opciones alternativas vegetales tienen más de 10 ingredientes, incluyendo sal y azúcar añadidos, estabilizadores y emulsionantes como goma de algarrobo, lecitina de girasol y goma gellan. Hablando de azúcar, en vez de ser añadido, el azúcar en la leche –lactosa– es natural. Revise la etiqueta en una botella de leche de soya, coco, almendra o arroz y vea por sí mismo. Lo original siempre le gana a lo añadido sin lugar a dudas.

Artículos

Más beneficios de la leche