• Historias para dormir

    El malhumor de Benito

Para disfrutar de este cuento necesitas un vaso de leche y un popote.

Benito era un elefante que siempre estaba de mal humor. Su actitud era tan mala, que ningún otro animal quería hablar con él. Cada tarde, todos los animales se juntaban a conversar y a beber a la orilla del río, pero nadie hablaba con Benito.

Benito metía su trompa en el agua y bebía. ¿Puedes usar tu popote como trompa y tomar tanto como Benito? Benito tomaba grandes sorbos, no porque tuviera mucha sed sino para poder escuchar lo que hablaban el resto de los animales y no sentirse tan solo.  

Un día, mientras Benito bebía, escuchó que dos cigüeñas hablaban de su mal humor. Intrigado por la conversación. Benito bebió un poco más de lo habitual. Quería descubrir por qué nadie le hablaba. Muéstranos cuánto crees que bebió Benito. Benito se dio cuenta que nadie se le acercaba porque todos pensaban que siempre estaba de mal humor y decidió cambiar su actitud. 

Esa misma tarde cuando todos las animales estaban reunidos en el río, Benito apareció silbando y bailando. Todos los animales se sorprendieron al verlo de tan buen humor y quisieron hablar con él.

Primero se le acercaron las cigüeñas, luego las hienas y finalmente un grupo de cebras. Benito estaba tan, pero tan contento, que le costaba beber. ¿Puedes tú sonreír y beber al mismo tiempo? Desde ese día, nunca más se dijo que Benito tenía mal humor.

Para leer de nuevo El malhumor de Benito, descargue aqui

Artículos

Más beneficios de la leche