• Nutrición

    La verdad sea dicha:
    Hay azúcar en la leche

Fue la naturaleza la que puso el azúcar en la leche, al igual que lo hizo en las fresas, los duraznos y en la mazorca de maíz. Pero lo que todos estos alimentos deliciosos no tienen, es el azúcar añadido. El azúcar de la leche real viene de la lactosa que es natural. Esto es verdad ya sea que estés comprando leche entera baja en grasa o descremada. De hecho, la leche es uno de los alimentos más simples que se pueden comprar, es solo leche, vitamina A y vitamina D. Eso es todo.

No se puede decir lo mismo de las alternativas vegetales donde las bebidas de almendra o soya son a menudo endulzadas o saboreadas con azúcar añadido, a veces bastante. Solo fíjate en la lista de ingredientes; además del azúcar común y corriente, también se pueden encontrar azúcar de caña o jugo de caña, ambas cosas siendo simplemente azúcar añadido por otro nombre. De donde sea que venga, o cualquiera que sea su nombre, las Guías alimentarias recomiendan limitar el azúcar añadido en tu dieta. Pero cuando de la salud se trata, las razones para elegir leche real no se detienen ahí. Alimentos como la leche, cuya azúcar es natural, también están típicamente llenos de otras cosas buenas, como la fibra (en frutas), proteína (en productos lácteos), y vitaminas y minerales (tanto en frutas como productos lácteos). ¿Nuestra recomendación? Obtén tu azúcar de donde la naturaleza te la dejó.

Artículos

Más beneficios de la leche